toque-de-sal

Toque de Sal: El nuevo tesoro foodie de Madrid

Según pones el primer pie en el nuevo restaurante Toque de Sal te sorprende su equilibrio. La decoración es una mezcla muy bonita entre los años 20 norteamericanos tipo Gatsby y una moderna taberna actual de Chamberí. Ni mucho, ni poco. La combinación perfecta.

Hay una primera zona de picar con mesas altas, que da paso a la sala, pequeña y a dos alturas, donde no hay más de 8 mesas. Las suficientes para que se cree un agradable ambiente entre los comensales y las necesarias para que el servicio sea excelente, porque siempre estás atendido, pero no agobiado. Una vez más, el equilibrio justo y necesario. Al fondo, la cocina semi-abierta te deja ver lo justo de un frenético ritmo donde todo se hace al momento, mientras hueles e intuyes algo de lo que se prepara. Eso sí, sin sentir que saldrás de allí recordando qué has comido, únicamente por el buen gusto que se queda y no por el perfume de tu ropa.

Toque de Sal

Sala Toque de Sal

Toque de Sal Barra

Sobre la comida, una carta bonita, completa, española con ligeros toques italianos, breve y que apunta a todas las direcciones, para contentar a todos. Croquetas, jamón ibérico, mortadela italiana con trufa, ensaladas, carnes y pescados. En esta ocasión nos decantamos por las berenjenas a la parmesana para compartir y dos principales de carnívoros 100%: steak tartar y solomillo a la plancha (con toque de sal, cómo no). Llegaron las berenjenas, en cazuelita de barro, que nos emplataron allí mismo. Un acierto, porque así no te peleas contra los hilos interminables de parmesano caliente y las berenjenas cogen una agradable temperatura. Un sabor intenso con mezcla de dos quesos, ligero, que llena lo suficiente pero que no empacha. Después vino el steak tartar con sorpresa de huevo de codorniz, que ligaron allí mismo, y un solomillo que era casi tan grande y atractivo como las patatas que lo acompañaban. Un #nofilter en toda regla. En definitiva, una calidad excelente en la pieza de carne y un punto de picante perfecto en el steak tartar.Carta Toque de Sal

Steak Tartar Toque de Sal

Steak Tartar

¿De postre? Nada de nada. Nos quedamos definitivamente satisfechos con lo que pedimos, así que no nos arriesgamos con el dulce, algo que si haré en la próxima visita, que ya tengo planeada esta misma semana.

Toque de Sal

Y de la cuenta, poco puedo decir más que fue tremendamente razonable, incluso barata, para el servicio y la comida que nos ofrecieron (25€ por persona, sin vino). Repetiré pronto y llevaré seguramente a alguien a quien quiera sorprender porque se trata de una buena elección foodie en Madrid.

Toque de Sal

Toque de Sal – Calle Ponzano 46 (Chamberí)




No hay comentarios

Añadir más