arándano

Superalimentos: el arándano

El arándano es una fruta (una baya en realidad) que crece de forma espontánea en la mayoría de los países del hemisferio norte. Desde hace unos años, a medida que se le han ido atribuyendo diversas propiedades nutricionales y por su inclusión en muchos productos farmacéuticos, es cultivada en gran cantidad en las zonas norte de países como EEUU, Canadá e Inglaterra principalmente.

Existen muchas variedades de arándanos, pero las más utilizadas para la alimentación y la industria farmacéutica son los arándanos rojos y los azules.

Es una fruta con una aportación muy baja en calorías, con 88 kcal por 100 g, debido a su bajo contenido tanto en hidratos de carbono, grasas como proteínas. Además, contiene un porcentaje interesante de fibra.

Es muy rica en vitamina C, también en pro-vitamina A y Vitamina E. De los minerales destacan su aporte en potasio y magnesio, éste último en menor cantidad.

Sin embargo, lo que la ha convertido en objeto de muchos estudios, ya que el Ministerio de Agricultura de los EEUU lo ha corroborado también así, es su altísimo poder antioxidante debido a la gran cantidad de pigmentos antioxidantes que se encuentran en su piel. Estos pigmentos unidos a las vitaminas A, C, E y su contenido también en taninos, carotenoides y diversos ácidos orgánicos, hacen de los arándanos, entre todas las frutas y verduras conocidas, los más antioxidantes.

Recientemente, además de sus ya conocidas propiedades para prevenir todo tipo de trastornos de las vías urinarias, se le han atribuido efectos beneficiosos en el tratamiento de problemas leves de diabetes tipo II o del adulto. Tanto es así que se desaconseja su consumo a aquellas personas que tomen warfarina u otras substancia hipoglucemiantes.

Para los deportistas, y también para aquellos que no lo son tanto, es un alimento muy a tener en cuenta, tanto paras prevenir como para regular el posible estrés oxidativo producido por el ejercicio físico.




Hay 1 comentario

Añadir más

Publicar un nuevo comentario