Masturdating

¿Practicas el masturdating?

Ha llegado el momento. Tengo que confesarlo. Soy adicto al masturdating. Lo practico a todas horas y siempre que puedo. Me encanta guardar momentos para mí y entregar mi cuerpo y mi alma al placer más hedonista. Un doble placer encarnado en el amor a uno mismo, el amor egoísta. Un amor que no necesita de nadie más. Doble placer porque lo alcanzo de manera solitaria y la no dependencia de otro, lo intensifica.

Sí, me he dado cuenta y lo afronto. Sin pudor, sin vergüenza y sin el menor atisbo de culpabilidad. Planeo mis semanas guardando un tiempo para hacerlo. Un tiempo durante el que no miro el móvil, no atiendo a nadie, no soy de nadie. Estoy yo conmigo mismo y eso me hacer ser consciente de que nadie puede quererme más que yo.

Cuando termino, estoy pletórico, lleno de energía, con un conocimiento personal mayor y con una sensación casi adictiva que me hace repetir y repetir, pensando en cómo y cuándo será mi siguiente masturdating.

Masturdating

Tranquilos, el arte del masturdating no tiene ninguna connotación sexual, por más que su filosofía y su nombre indiquen lo contrario. Básicamente consiste en tener citas y hacer planes contigo y sin nadie más.

No hay peor enemigo de uno mismo que uno mismo. Y somos nosotros los que más límites nos autoimponemos. ¿Te encanta ir al cine y no vas porque no tienes con quién? ¿Llevas años queriendo viajar a un destino pero no encuentras quién te acompañe?

Hazlo. Hazlo solo y con tu propia compañía. Ser single puede venirte impuesto o puede ser una decisión propia, pero ¿no resulta triste que tu vida esté marcada por los periodos en los que estás acompañado?

Viaja sin nadie y quién sabe, puede que además de recuerdos, fotos y experiencias, vuelvas con alguien.

Ve al cine y no compartas tu palomitas. La “compañía” de los actores puede ser más que suficiente.

Masturdating

Sal a comer. O a cenar. O de brunch. Y come despacio. Saborea los matices de los alimentos. Habla con el camarero y felicita al chef. Y tarda todo lo que quieras. Y mira al resto de clientes y desafíalos. Sí, estoy comiendo solo porque me apetece y no porque no tenga con quién.

Masturdating

Ten la suficiente personalidad como para ir a una exposición y pararte donde te apetezca. Decide por ti mismo si te gusta o no un cuadro.

Sal de compras. Ve a un concierto. Haz un curso de fotografía. Apúntate a yoga.

Reserva tiempo para ti y gástalo sin remordimiento. Practicar masturdating es bueno para ti. Es bueno para tu cuerpo. Es bueno para tu alma. Y tranquilo, no vas a morir solo.

via GIPHY




Hay 4 comentarios

Añadir más
  1. IsA

    👏🏻👏🏻👏🏻 No escribo casi nunca comentarios pero al leerlo he sentido la necesidad de escribirte…Enhorabuena por el excelente artículo…me ha encantado todo lo que dices porque yo hago masturdating hace mucho tiempo…gracias por compartirlo…un saludo 🙂🙃


Los comentarios están cerrados.