sudoración

Minerales eliminados por sudor

El sodio interviene decisivamente en la hidratación, y es el que en mayor cantidad se pierde debido a la sudoración. Es imprescindible en ambientes calurosos y húmedos, por ello beber líquidos que contengan este mineral nos ayudará a evitar los efectos de la deshidratación.

El calcio, además de su ya sabida importancia para una buena salud ósea, es necesario para generar los impulsos eléctricos que regulan el ritmo cardíaco y en situaciones extremas puede ser necesario un aporte extra de este mineral.

El magnesio es vital para una buena interacción nerviosa de las células y fibras musculares y es recomendable un suplemento tras largos esfuerzos en condiciones medioambientales extremas. Un bajo nivel de este mineral puede ser la causa dolores musculares y calambres.

El potasio, junto al sodio y en correlación con este, es necesario para mantener un buen equilibrio hídrico de las células manteniendo una adecuada presión osmótica de estas y por lo tanto de todo nuestro organismo

El fósforo interviene en todos los procesos de obtención de energía, ATP, y por lo tanto unos niveles adecuados son importantes para un buen rendimiento deportivo.

Alimentos que lo contienen:
Sodio
Sal común, cubitos de caldo de carne, bacalao salado, salsa de soja, anchoas en aceite, levadura, alcaparras, surimi,…
Calcio
Lácteos en general, pescado pequeño que se ingiere con espina, espinacas, brócoli, legumbres, avellana, almendra,…
Magnesio
Cacao, almendras, soja, levadura de cerveza, judías secas, arroz integral, higos secos, dátiles,…
Potasio
Albaricoque, aguacate, plátano, alcachofa, judías, remolacha, lentejas, chocolate, calabaza, nueces,…
Fósforo
Pipas de girasol peladas, germen de trigo, salvado de trigo, queso en porciones descremado, leche en polvo desnatada, cereales de desayuno,…

Sin embargo el mineral del que se han demostrado unas importantes pérdidas por sudoración es el sodio, los demás se pierden en menor medida en ejercicios extenuantes, de larga duración y condiciones ambientales extremas. Pero, la suplementación de todos ellos debe estar estrictamente controlada.

Durante el ejercicio físico de larga duración también se produce una mayor destrucción de proteínas musculares que es necesario reponer. Para un óptimo aprovechamiento de las proteínas que ingiramos es necesario que dispongamos de las vitaminas que activen este proceso como son: vitaminas C, E y del grupo B.

Si eres propenso a calambres y piensas que es por déficit de magnesio, te interesará ver este vídeo:




No hay comentarios

Añadir más