marques de riscal

Marqués de Riscal, un cinco estrellas como obra de arte

Es uno de los hoteles que han cambiado el paisaje para siempre de los viñedos. El Hotel Marqués de Riscal, un cinco estrellas de auténtico lujo, con una bodega maravillosa y un spa impresionante, es para el viajero algo más que un alojamiento. Hoy descubrimos en detalle sus rincones.

Fue en 2006 cuando se inauguró. Una obra de arte imponente realizada por el arquitecto Frank Gehry. Son de sobra conocidas sus láminas metálicas brillantes, que en esta ocasión representan los diferentes colores del vino y que en la localidad alavesa de Elciego han marcado para siempre su perfil. Destino turístico único, su bodega se ha situado casi en el mismo nivel de devoción.

El hotel

Es impresionante la imagen que desprende. Ver dos Tesla en el párking. Es emocionante penetrar tras sus puertas de cristal y levantar la mirada hasta un techo sin fin. El hotel cuenta con un bar en planta baja, con terraza con vistas sobre el viñedo y a la iglesia del pueblo, que parece hacer frente a la obra de arquitectura del siglo XXI. Una pared llena de botellas de vino, no pude averiguar si vacías o no, decoran la barra y las mesas hasta el techo.

En la azotea se encuentran los dos restaurantes. El de cocina tradicional o el de cocina de vanguardia. El menú aniversario está disponible para cenar. El restaurante cuenta con una estrella Michelín y lo dirige el chef Francis Paniego, el Marqués de Riscal sirve a sus comensales el conocido ‘Menú X Aniversario’, donde se incluyen platos tan sofisticados y suculentos como el carpaccio de cigala sobre tartar de tomate, el bombón de cordero glaseado o las alcachofas confitadas sobre crema de patatas y jamón.

Me fascinó la biblioteca. Un lugar de relax, de charla, donde puedes llamar y te suben la copa que quieras. Un espacio con una luz natural maravillosa y llena de libros de arte, actualidad… Por la noche es el lugar para alargar la charla con los amigos con una buena copa de vino.

Las habitaciones 

Todas las habitaciones han sido diseñadas por Gehry, mimando los detalles hasta el extremo. Es curioso que por momentos parece que estés ante un espectáculo. Las ventanas, en formas geométricas imposibles tienen vistas a Elciego, o a los viñedos, y es un espectáculo. Un gran cortinaje te permite cerrar y que no te vean desde abajo o si la luz te molesta por la mañana, pero es un momento mágico despertarte poco a poco y ver como las viñas te saludan. Los baños de mármol negro son sobrios, muy elegantes. Y las duchas casi parecen del spa. La sensación de confort es total.

Hay dos zonas para alojarse, la principal sobre el lobby, y la que da justo enfrente, cruzando la pasarela, diseñada también por el arquitecto estadounidense. Son menos demandadas pero las vistas son más espectaculares ya que tienen la obra de arte completa justo ante sus ojos. Y las ventanas en este caso son lisas, por lo que no quitan nada de espacio en la habitación con el juego de volúmenes.

La bodega

Porque los vinos Marqués de Riscal son una institución, y no debes entrar al hotel sin antes haber recorrido la historia del viñedo que rodea esta obra de arte de la arquitectura. De hecho, por un momento se detiene el tiempo paseando entre los diferentes edificios que dan cabida a la espectacular bodega. Unas puertas rojas de madera dan acceso a uno de los lugares más históricos. El empedrado por un momento te recuerda el paso de la historia. La zona donde parece que Frank Gehry dijo sí al proyecto al degustar un vino del año de su nacimiento…

Y, por supuesto, la cata. Tras casi dos horas de visita entre barricas, con la explicación de un experto, entre grandes contenedores de vino, oliendo y sintiendo por un momento que el mundo entero se rendirá a sus aromas, la bodega es un templo al que se va a venerar el producto. Y en esta ocasión, es de auténtico lujo.

Spa Vinothérapie Caudalie

Es un spa con vistas al viñedo, que rodean literalmente todo el complejo. Y es algo que emociona. El circuito tradicional del spa está a tu disposición. La zona de aguas, jacuzzi, sauna, baños húmedos… Me gustó mucho la oferta de prensa internacional para disfrutar entre baño y baño. La cosmética que utilizan es de la firma francesa Caudalie, una de las mejores y más naturales que existen. Los tratamientos son bajo petición y conviene reservar.

Si este verano buscáis historia, vino y arte para vuestras vacaciones, es vuestro hotel.

 




No hay comentarios

Añadir más