claris5

La terraza del Hotel Claris

hotel claris Barcelona

Cuando hablamos de hoteles de lujo pensamos en playas paradisíacas, lugares perdidos en la montaña, capitales europeas. Hoy os llevo a Barcelona a disfrutar del lujo de la terraza del Hotel Claris

No hace falta decir que hay hoteles y hoteles, y que encontrar uno de esos rincones en la ciudad donde sentirte como en un jardín, o en un espacio que acabas considerando propio no es sencillo. Conozco la terraza del Claris de día, y de noche; en fiestas y en catas de champagne. Y es una maravilla.

hotel claris barcelona claris7

Efectivamente, la piscina es para relajarse y disfrutar. Un entorno único en la ciudad, un espacio de relax donde disfrutar y alejarte del ruido y de las tareas de la oficina durante un día. Ya está abierta, así que no sé por qué no os veo y nos mandáis fotos desde la piscina.

Los que no queréis este tipo de actividades, y sí disfrutar de una vista única y un buen cóctle, la novedad de esta temporada son los vermuts, como el Claris Spritz, de Martini Ambrato, cava rosado y soda; o el sugerente Sunshine, de Aperol, fresa, naranja y champagne. Además, la carta incluye aperitivos como el Dragon eye, elaborado con aperol, lichy, phisalys, frambuesa, Grand Marnier Rojo y fresa. También dispone de propuestas más sanas a base de zumos naturales como el 0’0 Claris, con zumo de naranja, piña y fresas. Puede ser mi favorito.

La Terraza del Claris también cuenta con una carta de tapas, elaboradas por Victor Ibáñez, chef del Hotel Claris, con propuestas como el boquerón con espuma de whisky sour, pan crujiente y tomate; o una variedad de croquetas como la de quesos catalanes, la de jamón ibérico y morcilla, o la de chipirón en su tinta. Las reuniones son o no son mejores.

hotel claris Terraza del Hotel Claris

Para los que prefieren una velada tranquila, y más foodie, el restaurante cuenta con un menú degustación para disfrutar de la gastronomía sin prisas. Slow Food como inspiración. Platos tan especiales como vieiras con mayonesa de citronelle, algas y crujiente de tinta; canelón de calabacín, bogavante y txangurro; tataki de wagyu marinado con cerveza negra y helado de jengibre; o suquet de gambot con patata y romesco de pistachos.

Mi novedad favorita, y romántica, la música en directo y las sesiones de DJ’s que tendrán lugar cada noche de jueves a sábado de 21.00 a 01.00 horas. La oferta en la ciudad condal se pone muy interesante.

¡Nos vemos en la terraza del Hotel Claris!




No hay comentarios

Añadir más