Garraf

Enamorarte de la gastronomía de Garraf delante del Mediterráneo

Con un espacio renovado y la llegada de la nueva temporada , el restaurante se coloca entre los espacios más de moda de la costa del Garraf. Aquí descubrirás el horizonte sin limite…

Desde hace años su propietario, Carlos Alcover, y el chef apuestan por productos de proximidad. De los platos clásicos de su carta que los acompañan hace mas de 30 años. Para destacar alguno, serian el famoso xató de Vilanova, el arroz con gambas, la gamba de Vilanova, siempre.

Con la nueva carta el chef, Andrés Herreros, apuesta por productos de km0 y de proximidad, siendo de los primeros restaurantes con el sello de SLOW FOOD de la zona.

 

El menú que degustamos llevaba aperitivos, entrantes y platos principales. Todo se basa en productos ahumados. Desde hace siglos esta técnica del ahumado, se usa para alargar la durabilidad de determinados alimentos. Una técnica en la que se someten a los alimentos a humo provenientes de fuegos realizados con madera que contengan pocas resinas. Ingredientes indispensables y únicos ( salmonete, pato, calçots, pluma ibérica) son cada vez más las variedades de ahumados que llegan a las mesas de los restaurantes de vanguardia y por este motivo en La Cucanya, apuestan por este cambio junto a la nueva temporada de Primavera.

Platos a destacar en esta nueva carta:

  1. Esmarris frío de salmonete
  2. Habitas salteadas con chipirones y calçots
  3. All i pebre frío de jurel
  4. Carpaccio de magret de pato ahumado con pimientos a la brasa
  5. Anguila del Delta del Ebro con hinojo
  6. Tiritas de pluma ibérica a la brasa con manzana y espárragos

 

Todo esto en armonía con la carta de vinos del restaurante, que tampoco se queda corta. Aquí no se concibe una buena oferta gastronómica sin una magnífica selección de vinos. Cerca de las 100 referencias nacionales, Carlos, un gran profesional y apasionado del mundo del vino aconseja no guiarse solo por los precios, por que con frecuencia un vino caro, no denota calidad. Tampoco has de tener miedo si al acabar la comida te queda vino en la botella, no es un problema. Ellos te ayudaran a ponerle un tapón, lo pondrán en una bolsita y lo podrás llevar a casa. Ya en casa bien cerrado, puedes disfrutar el vino un par de días mas.

Aunque no tengas más sitio para postre, en cuanto te traen el carrito de postre seguro que pecaras. Todos los postres se elaboran en el restaurante y cada vez más saludables y más nutritivos. Así todo el mundo tiene de donde elegir, entre tartas veganas, frutas frescas de temporada o algo tan simple como una crema catalana.

 

Con la llegada del buen tiempo, a partir de las 11:30 en el jardín que se encuentra en la parte delantera del restaurante puedes tomar un vermut. Una costumbre tan nuestra que su origen se evapora en la historia. ¿Quién se resiste a sentarse junto al mar para hacer un vermut?. Con una carta de tapas y aperitivos muy variada, seguro que bajo el sol y el viento que te acaricia, por un momento te sentirás único.

Entre las buenas copas y la música, echaras unas risas. Al aire libre, dándote una sensación de libertad junto al mar, este lugar para disfrutar solo o en compañía. También se ha convertido en un clásico del verano, disfrutar de las noches frescas con música interpretada en directo. Todos los sábados cuentan con el acompañamiento de música pop y baladas de los 90 hasta hoy.

Tu escapada gastronómica a Vilanova i la Geltrú ya tiene destino: ¡el restaurante La Cucanya!




No hay comentarios

Añadir más