spinach-791639_960_720

Antioxidantes que se convierten en prooxidantes

Estamos en la era de los suplementos y de atiborrarnos a pastillas para conseguir mantenernos jóvenes, fuertes y sanos.nutrient-additives-505124__180 Para evitar los efectos de nuestras prácticas deportivas e incluso de nuestro día a día (fumar, beber, fast food, etc) nos tomamos una cápsula de antioxidantes y así evitamos oxidarnos.

Pues bien, actualmente se sabe que la ingesta en exceso de “suplementos antioxidantes” pueden provocar el efecto contrario al que deseamos y llegar a oxidar a nuestro cuerpo ya que muchas vitaminas y minerales, en exceso, son perjudiciales e incluso tóxicos para nuestro organismo.

Os voy a contar lo que sucedió en un estudio donde se investigó el papel del licopeno (antioxidante natural presente en el tomate) y el cáncer de pulmón.

tomato-1205699__180Se dio a los participantes un concentrado de licopeno en forma de píldora ya que se había visto que tenia un papel en la prevención y mejora del cáncer de pulmón entre los pacientes y ¡sorpresa!. Encontraron que empeoraron los resultados.

Después se vio que era debido a que los estudios anteriores se realizaron con el alimento fuente en licopeno: el tomate, y no con concentrados extraídos de licopeno. Esa misma conclusión nos lleva a pensar que en los alimentos existen muchas interacciones entre nutrientes que los convierten en antioxidantes y a un sustrato extraído, pensando que hace el mismo efecto, lo convierte en prooxidante.

Lo mismo ocurre con las dosis de multivitamínicos que nos tomamos porque sí y sin supervisión.

En el 2010 evalué la ingesta de 252 asiduos a gimnasios viendo que más de un 90% tomaba suplementación y un 75% de los que tomaban suplementación incluían elementos y productos antioxidantes SIN supervisión.

Si tenemos una alimentación variada y equilibrada no necesitaremos suplementación: los alimentos nos aportarán los antioxidantes necesarios.

Si realizamos actividad física moderada tampoco necesiaremos suplementación: el propio cuerpo generará antioxidantes por el mismo ejercicio físico.

Y si realizamos actividad física intensa puede que necesitemos suplementar o complementar nuestra alimentación ya que podemos triplicar nuestras necesidades de antioxidantes. Pero sobre todo, complementar siempre bajo el consejo o seguimiento de un profesional para evitar efectos nocivos.

Y por último un #nutriconsejo para conseguir antioxidantes en nuestra alimentación: intenta que tu plato tenga muchos colores para conseguir todo tipo de nutrientes. En cada color predomina un nutriente:

  • Color naranja: Vitamina A (mango)
  • Color verde: Vitamina K (espinacas)
  • Color rojo: licopeno (tomate)
  • Color lila: antioxidantes (berenjena)

¿Quieres un plato súper saludable, lleno de antioxidantes naturales y apetitoso en esta época?


 

Gazpacho de remolacha (4 raciones):antioxidantes

400g remolacha

400g tomate maduro

100g cebolleta

50g pimiento verde

50g pepino

30g aceite

1 ajo

Tritúralo todo y añádele el agua que quieras según te guste más o menos espeso.




No hay comentarios

Añadir más